13 de mayo de 2019

HOW SOFT ARE SOFT SKILLS

 

Hoy en día existe una alta demanda de los denominados soft skills para diferentes posiciones y en diferentes sectores de trabajo. Pero, ¿qué son los soft skills exactamente?

 

Cuando solicitas un trabajo, lo primero que vemos los reclutadores son tus hard skills, es decir, el abanico de habilidades técnicas (estudios, prácticas y experiencia laboral) que te permiten desarrollar tareas funcionales en tu trabajo. Los hard skills facilitan que te entrevistemos para un trabajo.

 

Pero las habilidades técnicas y los conocimientos que te permiten ejecutar funciones son sólo un factor para ser exitoso en tu trabajo; a menos que tengas una posición de ermitaño o en un faro muy remoto, trabajarás con otras personas y necesitaras cierta habilidad para relacionarte. Aquí entran los soft skills, que son las habilidades sociales necesarias para llevarse bien con otros y construir relaciones positivas. Están relacionados con la personalidad del candidato y su actitud general. Los soft skills facilitan que consigas y mantengas un empleo.

 

Los soft skills abarcan rasgos de personalidad biológicos (que no innatos) como el optimismo y otros que pueden mejorar con la práctica de ciertas estrategias, como la comunicación. Otros ejemplos de soft skills son la negociación, la persuasión, la adaptabilidad, la creatividad, el pensamiento crítico, la motivación para el aprendizaje, la delegación, la asertividad, la cooperación, la proactividad, la influencia, la inteligencia emocional y hasta el sentido del humor, entre muchas otras.

 

Estas características personales te permiten relacionarte efectivamente con otros, construir relaciones laborales sólidas y trabajar de forma más productiva. Además, dan lugar a ambientes laborales más armónicos, eficientes y productivos, aumentando la felicidad y satisfacción laboral.

 

La consultoría de selección y desarrollo invierte cada vez más en perfeccionar técnicas y buscar nuevos métodos que permitan identificar los soft skills en sus evaluados/as y desarrollarlos, puesto que están muy valorados por su aplicabilidad es transversal para diferentes posiciones y diferentes sectores industriales. Entre estas técnicas encontramos los test psicométricos, los estudios de clima, los análisis craneofaciales, las dinámicas grupales, las entrevistas, etc.

 

Puesto que los soft skills marcan la diferencia entre una candidatura adecuada y una ideal, resulta difícil ver qué es lo que tienen de blandas estas habilidades; quizá estarían mejor denominadas como gentle skills.

 

Probablemente has enfocado o estás enfocando gran parte de tu esfuerzo de desarrollo profesional en los hard skills, puesto que desarrollan habilidades para realizar tareas laborales. No obstante, vale la pena invertir en el desarrollo de tus soft skills ya que te ayudarán a maximizar tus perspectivas de carrera y son los que más buscamos los reclutadores, dada su transferibilidad a cualquier trabajo, posición, organización o industria. Da un giro a tu carrera profesional trabajando en tus soft skills y marca la diferencia.